Saltear al contenido principal
Envenenamiento De Caché DNS ¿Cómo Protegerse?

El envenenamiento de caché DNS consiste en un procedimiento avanzado de ataque cibernético que afecta la integridad y la seguridad del Sistema de Nombres de Dominio (DNS), una pieza fundamental de la infraestructura de internet. Este tipo de ataque aprovecha vulnerabilidades en el proceso de resolución de nombres de dominio para redirigir a los usuarios a sitios web falsos controlados por atacantes. En este artículo, explicaremos a detalle qué es el envenenamiento de caché DNS, cómo funciona y las medidas clave para protegerse contra esta amenaza en el mundo de la ciberseguridad.

¿Qué es el envenenamiento de caché DNS?

El envenenamiento de caché, también conocido como suplantación de DNS, es un ataque que manipula la caché de los servidores DNS para introducir registros DNS falsificados o maliciosos. El objetivo principal es comprometer la integridad del proceso de resolución de nombres de dominio, ocasionando que los usuarios sean redirigidos a sitios web fraudulentos en lugar de los sitios legítimos que intentan visitar.

Cómo funciona el envenenamiento de caché DNS

  1. Captura de consultas DNS: El atacante intercepta las consultas DNS enviadas desde un cliente hacia un servidor DNS legítimo. Esto puede lograrse mediante técnicas como el spoofing de ARP (Address Resolution Protocol) para redirigir el tráfico DNS a través del atacante.
  2. Inyección de respuestas DNS Falsas: Una vez que el atacante ha interceptado una consulta DNS legítima, procede a enviar respuestas DNS falsificadas al cliente. Estas respuestas contienen información DNS manipulada como direcciones IP falsas asociadas con nombres de dominio específicos.
  3. Envenenamiento de la caché DNS: Cuando el cliente recibe y almacena en caché la respuesta DNS falsificada, el servidor DNS comprometido utiliza la información manipulada para responder a futuras consultas de otros clientes. Esto lleva a que múltiples usuarios sean dirigidos de un sitio web legítimo a uno completamente diferente, con fines maliciosos

Repercusión del Envenenamiento de Caché DNS

El envenenamiento de caché DNS puede tener consecuencias negativas significativas:

  • Phishing y suplantación de identidad: Los usuarios pueden ser redirigidos a sitios web de phishing que imitan páginas legítimas de bancos, tiendas en línea u otras entidades para robar información personal o financiera.
  • Distribución de malware: Los sitios web maliciosos a los que los usuarios son redirigidos pueden contener malware diseñado para infectar dispositivos y comprometer la seguridad de la red.
  • Robo de credenciales: Los atacantes pueden interceptar credenciales de inicio de sesión y otra información confidencial ingresada por los usuarios en sitios web falsos.

Protección contra el Envenenamiento de Caché DNS

Para protegerse eficazmente contra el envenenamiento de caché DNS nosotros recomendamos las siguientes medidas de seguridad:

  1. Implementación de DNSSEC: DNSSEC (Extensiones de Seguridad del Sistema de Nombres de Dominio) es un medio que proporciona autenticación y verificación de los datos de DNS, asegurando que las respuestas de DNS no hayan sido alteradas en tránsito. Esto ayuda a prevenir el envenenamiento de caché DNS al garantizar la integridad de las respuestas y el origen de los datos.
  2. Uso de Servidores DNS de confianza: Utilizar servidores DNS administrados por proveedores de servicios de internet (ISP) de confianza o por organizaciones especializadas en seguridad de DNS puede reducir el riesgo. Evite usar servidores DNS públicos no verificados que puedan estar comprometidos.
  3. Monitorización de tráfico DNS: Implementar herramientas de monitorización de red y análisis de tráfico para detectar patrones de tráfico inusuales y consultas DNS sospechosas. La monitorización continua puede ayudar a identificar y mitigar rápidamente actividades maliciosas como el envenenamiento de caché DNS.
  4. Actualización y parcheo regular: Mantener actualizados los sistemas operativos y aplicar parches de seguridad puede cerrar las vulnerabilidades conocidas que podrían ser explotadas en ataques de envenenamiento de caché DNS y otras amenazas cibernéticas.
  5. Educación y concienciación: Educar a los usuarios sobre las mejores prácticas de seguridad en línea, cómo verificar la autenticidad de los sitios web antes de ofrecer información personal o financiera, puede ayudar a prevenir ataques de phishing y reducir las consecuencias del envenenamiento de caché DNS.

Conclusión

En síntesis los ataques en la red son algo muy habitual. El envenenamiento de caché DNS representa una amenaza significativa para la seguridad y la privacidad de los usuarios. Al implementar medidas de protección como DNSSEC, utilizar servidores DNS de confianza y realizar una monitorización continua del tráfico DNS, las organizaciones pueden mitigar eficazmente el riesgo de ataques de envenenamiento de caché DNS y mantener una red segura y confiable. 

https://www.cs.ucr.edu/~zhiyunq/pub/ccs20_dns_poisoning.pdf

https://www.cs.purdue.edu/homes/fahmy/papers/securecomm2018.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba