Saltear al contenido principal
6 Tendencias De Ciberseguridad Para El 2024

La rápida evolución y sofisticación de los ciberataques, junto con la migración de múltiples activos a la nube, han propiciado que las organizaciones tomen una decisión fundamental: incrementar año con año sus exigencias en temas de seguridad.  Debemos saber que una de las mejores estrategías de defensa es mantenerse al día con las últimas tendencias en el espacio cibernético.

A medida que nos acercamos a la recta final de este año es importante comprender la transformación tecnológica del panorama presente. A continuación te explicaremos las principales tendencias que darán forma al ámbito de la ciberseguridad en este nuevo año 2024. 

1. Ataques contra servicios en la nube

En los últimos años se ha presentado una migración significativa de datos empresariales, así como procesos e infraestructura hacia la computación en la nube. Las ventajas son claras: menor tiempo de llegada al mercado, aumento de la productividad, reducción de costos y mayor flexibilidad. A principios de 2023, Gartner adelantó que el gasto público en servicios en la nube crecerá de manera impresionante en un 20.7%, alcanzando la notable cifra de $600 mil millones.

Sin embargo, este cambio no está exento de desafíos. Son las denominadas amenazas basadas en la nube: la reducción de visibilidad y control, el almacenamiento en la nube y las configuraciones mal aplicadas, las vulnerabilidades, la eliminación incompleta de datos, etcétera. 

Por otra parte, los problemas de cumplimiento y preocupaciones migratorias seguirán afectando a las empresas. Las organizaciones enfrentarán el desafío de proteger sus datos críticos frente a ataques a los servicios en la nube. La clave del éxito radica en implementar un modelo de gobierno en la nube efectivo y simplificado que pueda acelerar significativamente sus capacidades de respuesta y de seguridad.

2. Aumento de dispositivos IoT

Internet de las cosas (IoT) está creciendo de modo exponencial. Cada uno de nuestros dispositivos se está integrando muy rápidamente a nuestra vida diaria. Hogares inteligentes, tecnología para llevar puesta, IoT industrial, son sólo algunos ejemplos de esta proliferación. Sin embargo, a medida que los dispositivos IoT se vuelven más comunes también lo hacen los riesgos de seguridad.

La naturaleza interconectada de los dispositivos IoT crea numerosos puntos de entrada para ciberdelincuentes. Poder asegurar estos dispositivos para que estén protegidos es una tarea desafiante y las vulnerabilidades pueden dar lugar a brechas de datos e infracciones de privacidad. En 2024, el foco de atención estará en mejorar la seguridad de los dispositivos IoT y de las redes a las que se conectan. Esta tendencia se volverá crucial a medida que buscamos proteger nuestro ecosistema digital en constante expansión.

3. Zero Trust

El modelo de confianza cero (Zero trust) es un concepto que ha ganado considerable popularidad en los últimos años. Se trata de no confiar en ninguna entidad dentro o fuera de su red. Cada usuario y dispositivo, independientemente de su ubicación, será considerado como una amenaza potencial. Este modelo se centra en la verificación de identidad y el monitoreo continuo para garantizar la seguridad.

En 2024, la ciberseguridad de confianza cero continuará ganando terreno. Es un enfoque proactivo que protege contra amenazas internas, brechas externas y movimientos laterales dentro de la red. Al implementar un marco de confianza cero, las organizaciones pueden fortalecer su postura de seguridad y minimizar el riesgo de acceso no autorizado.

4. Automatización de IA y ciberseguridad

La integración de inteligencia artificial y automatización se han convertido en aliados importantes en temas de ciberseguridad moderna. Para las organizaciones de todo el mundo esta transición es una necesidad estratégica, no sólo una tendencia pasajera.

5. Auditoría de seguridad 

Es importante periódicamente realizar auditorías de seguridad para encontrar posibles brechas en una organización. A través de las auditorías una empresa puede detectar a tiempo las vulnerabilidades de un sistema y medir la eficiencia y efectividad de los controles establecidos para la protección de datos.

6. Mayor adopción de herramientas y tecnología de seguridad proactiva

La seguridad es una inversión que vale la pena. Las organizaciones deben invertir más en herramientas y tecnología de seguridad proactiva en 2024 para poder detectar mejor las vulnerabilidades y las brechas de seguridad, dijo Maxine Holt, directora senior de investigación y contenido de la firma analista Omdia. Con la seguridad proactiva, reiteró, las organizaciones pueden aprender en dónde gastar mejor su presupuesto para los casos de uso específicos.

Fuentes: 

https://www.techtarget.com/searchsecurity/feature/Cybersecurity-trends-to-watch

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba