Saltear al contenido principal
5 Vulnerabilidades Más Comunes De Las API

Son muchas las amenazas a las que actualmente se enfrentan las aplicaciones de software. Tal es el caso de las API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) debido a que se están convirtiendo en una parte integral de los negocios y del desarrollo de aplicaciones web. Con este crecimiento también se ha presentado un aumento de las implementaciones de API inseguras, lo que puede tener consecuencias graves como filtraciones de datos, accesos no autorizados, pérdida de información e incluso fallas en el sistema.

Una vulnerabilidad API se refiere a una debilidad o falla en las medidas de seguridad. Esta falta de protección puede proporcionar una puerta abierta a ciberataques en donde se obtenga acceso a sistemas confidenciales de una empresa. Las vulnerabilidades pueden estar presentes en cualquier parte de la API desde la fase de diseño hasta la etapa de implementación. 

La forma más común de acceder a datos privados es aprovechando las API que no están seguras. Por lo que resulta necesario mantenerse actualizado sobre las amenazas actuales y ofrecer mayor protección, así como tener a la vista los puntos de referencia para dichas vulnerabilidades. 

El Proyecto Abierto de Seguridad de Aplicaciones Web (OWASP) es una organización sin fines de lucro que publica análisis de seguridad de software. Esta organización es conocida por su resumen anual de las principales vulnerabilidades de las aplicaciones web. Esta lista se actualiza periódicamente para reflejar la evolución del panorama de amenazas.  

1. Autenticación rota de usuario (Broken User Authentication)

Esta vulnerabilidad sucede cuando los mecanismos de autenticación están mal configurados en una API. Estos problemas pueden ser devastadores porque un solo error puede permitir a los atacantes apropiarse de las cuentas de los usuarios y acceder a datos y funcionalidades restringidas, pero ¿por qué este problema es especialmente común en las implementaciones de una API? La autenticación es difícil para las API. A menudo, solicitar las credenciales del usuario o utilizar la autenticación multifactorial no es factible durante las llamadas a la API. Por ello, la autenticación en los sistemas de API se implementa a menudo mediante tokens de acceso: tokens incrustados en las llamadas individuales de la API para autenticar al usuario. Hay muchas situaciones que pueden ir mal con los tokens de acceso: el token puede no generarse o invalidar correctamente, o también, el token puede filtrarse a través de otra vulnerabilidad. Si estos problemas ocurren, los atacantes pueden explotar estas desconfiguraciones para hacerse pasar por otra persona.

2. Exposición excesiva de datos (Excessive Data Exposure)

La exposición excesiva de datos ocurre cuando las aplicaciones revelan más información de la necesaria al usuario a través de una respuesta de la API. Algunos desarrolladores de aplicaciones asumen que si no muestran la información sensible en una página web los usuarios no pueden verla. Así que envían información sensible en las respuestas de la API al navegador del usuario sin filtrar primero la información sensible y confían en el código del lado del cliente para filtrar la información privada. En este caso, cualquiera puede interceptar esta respuesta de la API y extraer los datos sensibles. Esta es una de las vulnerabilidades más comunes que se han podido hallar en aplicaciones e implementaciones de API de la vida real. 

3. Fallos en la Gestión de Sesiones y Tokens

La gestión inadecuada de sesiones y tokens puede conducir a vulnerabilidades graves en las API. Si los tokens de acceso no se manejan correctamente, los atacantes podrían interceptarlos y utilizarlos de manera fraudulenta. Es esencial implementar prácticas seguras, como el uso de tokens de sesión de corta duración, almacenamiento seguro de tokens y la utilización de mecanismos de renovación de tokens para mitigar estos riesgos.

4. Desconfiguración de la seguridad (Security Misconfiguration)

La desconfiguración de la seguridad es un tema que engloba una amplia gama de problemas. Por ejemplo: los mensajes de error verbales, las cabeceras HTTP mal configuradas, los servicios o métodos HTTP innecesarios, las configuraciones inseguras por defecto y muchos otros problemas de configuración. Son una amenaza de seguridad constante, tanto para las API como para las aplicaciones que no son API. 

5. Insuficiente Monitoreo y Registro de Actividades

La falta de monitoreo y registro adecuado de las actividades en las API puede retrasar la detección de amenazas y la respuesta a incidentes. Establecer sistemas de monitoreo en tiempo real y llevar a cabo un seguimiento detallado de las transacciones ayuda a identificar patrones sospechosos y a responder de manera proactiva a posibles amenazas.

No olvides tomar en cuenta lo siguiente:

  • Asegúrate de que tu API está bien protegida:
  • Utiliza contraseñas fuertes, además de las ya conocidas medidas de seguridad (sólo los usuarios autorizados deben tener  acceso). 
  • Asimismo, verifica que todos los usuarios tengan contraseñas únicas y utiliza métodos de autenticación fuertes, como la autenticación de dos factores. Esto hará que sea mucho más difícil para los atacantes acceder a tu API. 

Por último, mantente al día de las últimas amenazas y actualizaciones de seguridad. En el mundo de las API la seguridad es esencial.  Aunque las API ofrecen una amplia variedad de beneficios potenciales para las empresas y los consumidores, también pueden ser vulnerables a los ataques. 

En Access Quality podemos ayudar a tu organización a proteger tus API para evitar ataques o pérdida de información importante. Escríbenos a: ventas@accessq.com.mx o comuníquese // +52 55 1654 9001  y un especialista lo atenderá.

Fuentes: 

https://www.prancer.io/wp-content/uploads/2023/04/white-paper-api-security.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba